Please, Keep The Spaceman Alive – Vvltures

Please keep the spaceman alive Vvltures

A los barceloneses Vvltures les ha llegado la hora de saltar a la palestra de la larga duración. En 2015 editaron el EP de cinco canciones Birdcage. Tres años después regresan con su primer LP, Please, keep the spaceman alive. ¿Qué habrán ganado y qué habrán perdido por el camino? Edita Flor y Nata Records con la distribución de Discmedi y Altafonte.

El quinteto manufactura música poco usual en nuestro país. En ellos encontramos post-punk, rock alternativo oscuro, sonidos espaciales e incluso visos góticos. Las labores vocales de Jon Vargas recuerdan por momento a las popularizadas por Marilyn Manson a finales del siglo pasado, si extraemos de ellas la vertiente metal.

La apuesta grisácea del grupo, muy cercana al post-rock, se recrea en lamentos de guitarra. Beben de las esencias. “El hijo que nunca tuvieron New Order e Iggy Pop”, reza la nota de prensa de la banda. No coincidimos del todo con la descripción, pero os servirá para haceros una idea de por dónde van los tiros.

Vvltures experimenta con la sintonización de melodías junto a fragmentos abstraídos. Fusiona estructuras musicales diversas bajo una misma bandera. Please, keep the spaceman alive es un producto para un oyente específico, aquel amante de los sonidos alternativos fríos que florecieron en los 80 y los 90.

La banda mantiene a lo largo del trabajo su doble faceta: la del alt-rock heredero del post-punk y la del minimalismo simulado. El desarrollo del álbum insta a descubrir los vaivenes de influencias: por aquí un tema apegado a la creación de Ian Curtis, por allá algo de Bowie, por acuyá un viaje a la escena protopunk inglesa de finales de los 60 y los años 70.

Aun con una idea fija en mente, Vvltures sabe plegarse con el viento de la inventiva. Más allá de su capacidad creativa y de diseño de riffs, Please, keep the spaceman alive atrae por su eclecticismo, por su amor a un fragmento del pasado siempre reivindicable.

En su formato físico el álbum se nos presenta en digipack de cartón fino pero duro, de doble capa. El elegante interior negro lo ocupa tan sólo una pestaña que sujeta el CD. Leemos en las solapas los créditos técnicos. La contraportada sirve para listar las canciones. Es éste un formato más práctico que admirable.

¿Os gusta Swans?¿Escucháis a Bauhaus? Si es así, dad una oportunidad a Vvltures. Su odisea espacio-introspectiva guarda momentos a atesorar. Su composición no siempre luce genuina, pero las virtudes del álbum opacan los detalles menores. La producción de José Fernández y Ricardo Estrada nos retrotrae a un sonido particular, saca lustre a la creación del grupo.

Ocho Notable

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s