Blue Dance – Babel

Blue dance Babel

El dúo argentino afincado en Mallorca Babel editó en 2011 Last day on the beach. Desde entonces Alejandro Blasi y Diego Blanco no habían aparecido de nuevo en nuestros auriculares. Blue dance les devuelve a la primera línea.

En su hora de duración, Blue dance incluye colaboraciones de Donovan (sí, ESE Donovan), Jerry Marotta (colaborador de Iggy Pop o Elvis Costello, así como miembro de Orleans, Indigo Girls, Sevendys o la banda de Tony Levin en solitario, quien a su vez trabaja en vivo con King Crimson desde los 80 hasta hoy) o Ricardo Soulé. Se nos hace la boca agua.

La propuesta de Babel encara la creación desde una perspectiva artística y estética. Su música se enmarca en el terreno ambiental. Prima en este dúo el ansia de eclecticismo. Ellos mismos declaran que en este álbum escuchamos 42 instrumentos distintos. Nada es dejado al azar.

La gran capacidad técnica de Blasi y Blanco les lleva a una composición cuidada, con varias capas de escucha y un buen sentido de la dirección sensorial. Alternan temas con líneas vocales con otros en que la música habla por sí misma.

Blue dance es ambientación minimalista con una paleta multicolor, exótica sin alardes. Es de esos álbumes en que te recuestas en el sillón, cierras los ojos y el tiempo desaparece.

Las aspiraciones de universalidad del disco no solo se denota en su multiplicidad de sonidos e influencias. Escuchamos letras en inglés, francés, italiano e incluso aimara en el tema Quta taypi uraqui.

La edición física de Blue dance nos llega en caja de plástico. Su decoración interior nos traslada al bello fondo oceánico y, junto al azul que da nombre al álbum, nos transmite serenidad.

En su libreto desplegable de ocho páginas encontramos las letras de las canciones con una maquetación sobria en exceso. Además incluye fotografía de los músicos y tres páginas de creditos técnicos sobre las canciones y todo lo relativo a la grabación y edición.

Blue dance es técnica y multiculturalismo -con una mirada especial a América del Sur y a África-. Se trata de una de esas aves del paraíso que nos sobrevuelan sin dejarse asir. Un descubrimiento espléndido del que no nos cansamos. Tan experimental como efectivo, el álbum nos ha ganado.

Nueve Muy Bueno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s