III – Tuxedo

III Tuxedo

No hay que ser un lince para deducir que III supone el tercer trabajo desde el estudio de Tuxedo, banda afincada en Valladolid que ha ido usando los números romanos también en sus anteriores referencias. Para la ocasión cuenta con Musaraña Records, responsables también del Los no lugares de Dexist.

El sexteto se regodea en un pop de esquemas oscuros, lentos pero no por ello apacibles. Gustan de incluir líneas de teclados con que aderezar sus composiciones, por lo demás basadas en un juego continuo de reiteraciones entre batería, bajo y guitarras. Del mismo modo, emulan los sonidos sintéticos y eléctricos en su inercia hacia lo alternativo.

Aun cuando el grupo sabe moverse por tierras ambientales de corte natural con guiños al folk, sus sonoridades frías como un témpano evitan que estas semillas echen raíces. Tuxedo parece querer que los arreglos selváticos mariden con el pop lánguido de la ciudad.

Desde su discográfica señalan que términos como ‘folk espacial’ convendrían a esta música, si bien no nos convence en tanto el grupo viaja sin pausa a través de las canciones por un ideario diverso. Afirmar que huyen de etiquetas suena adulador sin argumento, por lo que preferimos decir que sus influencias se deslizan y fusionan, sus colores se entremezclan en una amalgama que, en el caso de Tuxedo, resulta efectiva.

Javier Nieto ejerce como productor con mano firme, comprendiendo el alma de la banda y aplicando sus enseñanzas a la labor técnica. Guille Aragón por su parte destaca entre sus compañeros al componer el álbum en su mayor parte, motor inmóvil de III a las voces (tarea que comparte con Eva González), guitarra y teclados.

Estas nueve canciones contienen una forma de vida sutil y piadosa, un modo de repetir lo nuevo manido con un toque propio. En lo artístico la apuesta nos gusta. Sabe superponer una capa de estilo al pop alternativo al uso.

Tuxedo pone atención a los detalles sonoros, a la composición de colores más allá de los golpes instrumentales y su orden lógico al oído. Más abstracto y conceptual de lo que puede parecer a primera escucha, III se te mete dentro poco a poco, un ejercicio sin épica, subyacente y bello en sus cualidades. El sexteto mide sus pasos con cautela y músculo artístico, convirtiendo su álbum en una recomendación por nuestra parte.

Seis Interesante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s