The Process Of Selfdestruction – The Nekrobabies

The process of selfdestruction The Nekrobabies

Con el poco halagüeño título The process of selfdestruction regresan a nuestros auriculares The Nekrobabies. Este segundo disco (si descontamos EPs y álbumes junto a otras formaciones) contiene diez pistas y ha sido editado por Rock CD Records y Destructive Obsessions Records. Se trata además del primer trabajo de The Nekrobabies como trío.

Su música se mueve por los derroteros del rock’n’roll con influencia de las sonoridades y esquemas propios del punk rock alternativo de evolución anglosajona. Echan mano del rock duro cuando el cuerpo se lo pide. Lejos de lo que el título pueda inspirar a los legos, The Nekrobabies resulta apropiado para oídos no iniciados en guitarras extremas.

Las letras conjugan inglés y español, primando el primero (toma redundancia ahí) sobre el segundo. Los músicos miden bien las distancias sonoras entre instrumentos, de modo que la suma supera el valor de las partes individuales.

El trío cuenta con un espíritu combativo a la par que -en menor medida- festivo en el tono con que ejecutan sus creaciones. The process of selfdestruction adolece ciertas incorrecciones propias de bandas primerizas o poco enfocadas sobre la calidad artística final de su producto; de esas en que la consideración general se impone al perfil de los detalles.

La producción de Iñaki Shot no logra solucionar estas taras, aunque hemos de reconocer en su trabajo un esfuerzo notable para que las diez canciones despunten con un leve grado de personalidad propia.

El formato físico de The process of selfdestruction aparece en caja de plástico. El grupo aprovecha el diseño para aportar información relevante y de contacto. Viene con un libreto de 12 páginas, blanco y negro en su mayoría, con las letras de las canciones y detalles técnicos de la edición.

Reconocemos en este disco una intención notable por sobresalir, dar lo mejor de uno mismo. No lo consiguen como les gustaría, pero las ganas prometen mejoras sustanciales en el futuro si continúan por este camino. Manejan las guitarras y los ritmos con esmero, cuidando de no caer en la mortal monotonía.

Nuestra recomendación a The Nekrobabies pasa por mantener su garra y avanzar en una composición menos básica de rock. Echar algo de pimienta a la sopa no nos convierte en malos comensales. Hasta aquí los seis redondos se los han ganado.

Seis Interesante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s