Vostok 7 – The Gagarins

Vostok 7 The Gagarins

Con esta carátula de Bruno Redondo tan comiquera (no solo en el dibujo, también en el colorismo) y con referencia explícita a la guerra fría y la carrera espacial consiguiente se nos presenta The Gagarins y su álbum Vostok 7. Títulos tan reveladores como KGB riders, Siberian wind, Putinclub o Gulag holidays llaman nuestra atención de inmediato.

Antes de meternos de lleno en nuestra reseña a Vostok 7 os recordamos que tenemos una copia en CD que sortearemos en breve entre nuestros fans. ¡Seguidnos en Facebook para estar al día y optar a ella! También aclaramos que Vostok 7 fue un lanzamiento de ocho días cancelado por la URSS que pretendía realizar estudios biológicos. AltFloyd informa y entretiene.

Las 13 canciones del disco rondan los dos minutos de duración individual de media aproximada, con ningún corte sobrepasando los tres minutos. The Gagarins pisan el terreno del surf rock en lo que ellos llaman ‘surf soviético’. Se trata de piezas instrumentales con ritmos marcados y pegadizos desde las primeras escuchas.

Las sonoridades afiladas del álbum nos recuerdan al futurismo, la ciencia ficción y el animado misterio de un territorio por explorar. Así Vostok 7 se erige como un trabajo rock diferente a casi cualquier cosa que hayáis escuchado con antelación pero sin idas de olla demasiado graves.

El surf rock se viste de diversión conceptual, nuestro oído es el que monta las historias, las aventuras. The Gagarins pintan el tablero, nosotros tiramos los dados y jugamos. Se aleja del rock ambiental en tanto marca un compás severo y no lo abandona. Amén de que la escasa longitud temporal de los cortes ayuda al disfrute.

Aunque a priori pareciese que el álbum bebe de una idea madre común, temas como Acorazado Potemkin y su relax en términos comparativos vienen a desmentirlo.

La edición física de Vostok 7 que podréis conseguir en nuestro ‘concurso sovietico-espacial’ viene en carcasa de plástico. El enorme símbolo de la hoz y el martillo de la galleta oculta un astronauta sorpresa (me encanta). El libreto de cuatro páginas contiene los detalles técnicos del álbum, agradecimientos, el listado de canciones y una fotografía a color con los miembros del grupo sobre… ¿Marte?¿La Luna? Se admiten apuestas.

Vostok 7 propone la conformación de espacios sonoros ligados a conceptos históricos, un viaje surf fresco al otro lado del muro. Esta ingeniosa creación sobresale por dejar de lado conceptos manidos y lanzarse a la búsqueda de una experiencia propia.

Más allá de lo técnico (ojo, el grupo y el productor Jaime Jimeno dan la talla) The Gagarins nace para resaltar, para burlarse de los dogmas y pasarlo en grande. Si no me creen, escuchen la versión rock de Korobeiniki (t.c.c. la canción del tetris) o la sovietización del Mi carro de Manolo Escobar. Un agradable despiporre sobre olas surf.

Siete Bueno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s