Si A Lo Que Nos Divide Le Restamos Importancia El Producto Final Será Siempre Positivo – Subtónica

Si a lo que nos divide le restamos importancia el producto final será siempre positivo Subtónica

Con el extenso y difícil de memorizar título Si a lo que nos divide le restamos importancia el producto final será siempre positivo (veremos si lo volvemos a escribir) regresa a nuestros altavoces Subtónica, proyecto personal del cordobés Javier Estévez tras su EP de 2014 La guerra que respiro. Edita Petit Morte Music.

Se trata de diez composiciones con una duración total de 40 minutos. En ellas el ex-Estirpe toma base en la canción de autor, con su voz tomando el centro del abstracto escenario de nuestra mente. Sitúa su capacidad como letrista en primer plano.

A las voces no siempre acierta en los tonos o encaja con el espíritu de las composiciones, adoleciendo de languidez en algunos puntos. Aun así nos gusta las tonalidades que sabe dibujar en los momentos inspirados.

En lo musical Subtónica se caracteriza por un fundamento en la electrónica que se ve rematado por distintas apreciaciones en cada pieza. No nos olvidamos de las guitarras, los bajos y las teclas, siendo el repiqueteo electrónico la base que en lo tradicional ocuparía la batería y que por tanto guía el conjunto.

Ante esta mezcla inusitada resultaría sencillo que Estévez se dejase llevar por un ambiente frío, pero no es el caso. Conjuga melodías sentimentales con estribillos efectivos en una mezcolanza suave que lo retiene junto al personalismo del proyecto.

La producción de Pachi García (quien también aporta las programaciones, los pianos y las cuerdas) da un acabado profesional a la colección de Subtónica, un aire limpio.

El formato físico de… ya sabéis… sí, ese título con 15 palabras… nos llega en jewel case con un mensaje extra bajo el disco. Cuenta con un libreto de ocho páginas en que tenemos los créditos técnicos, los agradecimientos, las letras y varias fotografías en blanco y negro del músico. Una edición suficiente en propósitos.

En suma éste álbum pone a Javier Estévez en un plano a caballo entre la música de autor y la conformación de ambientaciones electrónicas. Abusa de las líneas tristes y lentas, lo que imprime en el disco una sensación de estatismo. Los añadidos quedan como un guante, dan vitalidad a las canciones. Una experimentación poco transitada que Subtónica sabe presentar con naturalidad. Nos gusta más en los fragmentos más movidos y combativos.

Seis Interesante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s