Antídotos Fugaces – Pasajero

Antídotos fugaces Pasajero

¡Cómo hemos podido despistarnos tanto! Pasajero editó su tercer disco Antídotos fugaces (Ernie Records) hace algunas semanas y en esta web todavía no le habíamos dedicado el espacio que merece como una de las bandas ‘emergentes’ más personales y propias de nuestro panorama. Ahí vamos.

Bajo esta sombría portada encontramos diez canciones con algo más de media hora de duración. Recuperan su rock melancólico y emotivo, tranquilo en su forma y profundo en su interior.

La voz de Daniel Arias otorga a la banda su genuina personalidad. Interpreta al micrófono desde la pasión contenida, con su particular visión de los ritmos vocales. Es de esos nombres que no suena a nadie más que a sí mismo y eso nos encanta.

Pasajero ha puesto en esta tercera referencia especial cuidado a los arreglos, con unos sonidos más fríos a las cuerdas y momentos de protagonismo para Javier García en labores de sintetizador. Entremezclan las pistas más ‘pasajeras’ por su languidez con otras arrebatadas y próximas al rock que imagináis.

La electrónica suma peso en Antídotos fugaces frente a dos primeros discos más centrados en el riff de guitarra, la melodía y la letra. El aumento de intensidad y los aderezos ajenos al grupo en su pasado tienen una doble vertiente.

Por un lado otorgan un prisma mayor a su música, una amplitud agregada al horizonte. Por el otro, la producción -muy limpia antes- no ha sabido encajar aquí del todo los elementos en los momentos álgidos, espantando la voz en los auriculares y sumando caos.

La composición y la escritura de versos continúa en ellos tan mimada y profesional como lo ha sido desde Radiografías (2012). Antídotos fugaces permanece en la senda de evolución dura que ya registrase Parque de atracciones (2015).

Pasajero no acampa, su música viaja en perpetua evolución. Estas diez canciones les alejan de sus primeros arranques pero no tanto como para que podamos vislumbrar una transformación completa.

Continúan siendo ellos en una versión más madura, rockera y oscura, una versión arriesgada en un sentido distinto a los dos álbumes anteriores. Siguen siendo una de las bandas a seguir muy de cerca en nuestro país por sus aspectos diferenciales. Antídotos fugaces augura un cambio aún mayor. La experimentación sonora les da el octavo redondo a pesar de una producción orgánica mejorable y su alejamiento de la canción de autor.

Ocho Notable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s